miércoles, 12 de diciembre de 2007

Cuatro tardes con Jorge Goldenberg



En primer lugar pido disculpas a los visitantes por las semanas en que este blog ha estado parado. Lios varios me han impedido mantener el contacto con la frecuencia que yo mismo me habia marcado como objetivo. Una de las experiencias más gratificantes de estos dias ha sido la serie de master-class impartidas por Jorge Goldenberg en la Fundación para la Investigación del Audiovisual - Universidad Internacional Menendez y Pelayo de Valencia.

Me cayó bien. Apenas llevabamos una hora de la primera sesión cuando se descolgó con una cita de Eugenio Ungaretti. "Hay pocos guionistas que lean poesia" le dije en la pausa del café. "Hay poco guionistas que lean, en general" fué su contundente respuesta. Descubrimos una pasión común por la poesía contemporanea y muy especialmente por la norteamericana. La charla nos llevó a una coincidencia mágica. En mi opinión, hay un libro de poemas que todo aspirante a guionista (o a simple cuentacuentos) deberia leer: la Antología de Spoon River de Edgar Lee Masters. Cuando lo dije sonrió: "Para la última sesión os tengo preparado un ejercicio. Y, precisamente, el material de base para ese ejercicio son unos cuantos poemas de Spoon River". A partir de ese momento se estableció una corriente de complicidad.

Aunque el curso fué muy breve, sólo cuatro tardes, me resultó muy enriquecedor. Para empezar nos separamos bastante de la corriente "mayoritaria" liderada por los Syd Field y las Lindas Seeger. Son teóricos muy lúcidos, pero muy ceñidos también a una forma de hacer cine concreta. En su lugar deambulamos por otras poéticas: Bergman, Tarkovski, Cassavetes...

Para mí la noción más útil fue la de procedimiento específico de un film: el conjunto de reglas que el cineasta y el espectador "pactan" ya en la primera secuencia. Pueden ser unas reglas disparatadas, pero si hay consentimiento mútuo y la película se mantiene fiel a ellas, el resultado es coherente. En este pacto se fundamenta toda la "verdad" de una obra de arte, imposible de contrastar fuera de ella.

El curso ofreció unos cuantos puntos sobre los que repensar. A ver si soy aplicado y en próximos posts voy publicando algunas de estas refelexiones.

No he tenido ocasión de ver con calma las películas de Jorge, rodadas casi todas ellas en Latinoamérica y dificiles de encontrar en España. A ver si, con perdón de la SGAE, la "mula" me permite acceder a ellas.

De momento me quedo con el Jorge más próximo: un tipo en el que cultura y cordialidad van juntas. Y con ese maravilloso sentido del humor propio del judío centroeuropeo (Jorge es de Buenos Aires, pero su padre nació en Moldavia).

Jorge viene al menos una vez al año por Valencia. Y todos los veranos imparte un taller de guión en la Escuela de San Antonio de los Baños. Si teneis la ocasión, vale la pena.

1 comentario:

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.